Nada volverá a ser como antes…

Nada volverá a ser como antes.

Porqué en aquel antes, había tanta inconsciencia.

Lo creas o no, el destino de este planeta es evolucionar.

Está ya escrito en nuestro FUTURO.

Futuro del cual puedes empezar a aprovecharte desde ya.

¿De qué te sirve procrastinar?

¿De qué te sirve mirar hacia atrás?

¿De qué te sirve juzgarte?

¿De qué te sirve sentirte culpable?

¿De qué te sirve sentir tanta rabia hacia quién señalas con el dedo?

Nuestra NATURALEZA es otra. Es allí donde debemos regresar.

Con paciencia, con perseverancia y sobretodo con mucho amor.

Y como siempre añado, el amor no es aquel del “querámonos” en búsqueda de estampas de las que sostenerse. Me refiero al amor del que hablaba Dante.

El amor entendido como Frecuencia Creadora.

Si siento odio y juicio sobre mí mismo sin comprender como funciono en el cuerpo que me alberga, será difícil que sea feliz y que el mundo cambie.

Si me falto al respeto, ¿por qué los demás deberían respetarme?

La Revolución empieza dentro.

Ya no es tiempo de ir contra alguien, es tiempo de ir al ENCUENTRO de nosotros mismos.

El resto son solo ESPEJOS.

La vida es bella aunque los demás te tomen por Loco, tú permanece en tu REALIDAD.

Por otro lado, la vida es como un jardín, existen variedad de colores, formas y olores.

Estos pueden ser distintos, pero cada uno, cuando comprende que esa es su NATURALEZA, y no busca a otro, renegando de sí mismo, está VIVO.

Vivo en la tierra así como en el cielo.

 

Con amor y dulce firmeza…

Adele Venneri

Este material tiene derechos de autor y solo puede ser usado respetando y citando su fuente sin modificaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Questo contenuto è protetto da copyright